Pasos para publicar un contenido ultralargo

iniciomarketing digitalmarketing de contenidos → Pasos para publicar un contenido ultralargo

Crear contenido fresco y original es uno de los mayores retos a los que se enfrentan hoy en día los profesionales del marketing en Internet. Además, cada día es más difícil. Cada hora, más empresas y emprendedores publican más contenido, lo que hace más difícil para la empresas que empiezan atraer a una audiencia.

La solución más popular a este problema es escribir contenidos ultralargos, ultrainformativos y ultraútiles, que hagan volar por los aires a los demás contenidos.

Tabla de contenidos

Pero es más fácil decirlo que hacerlo. Y cada día, los profesionales del marketing suben el listón en lo que se refiere a contenidos de alta calidad. Suscríbete a nuestra Newsletter para recibir contenidos exclusivos.

Afortunadamente, crear contenidos de alta calidad es posible. De hecho, si lo divides en partes, todo será más sencillo. Con lo que te vamos a contar en esta guía puedes crear contenidos ultralargos, de más de 10.000 palabras, más rápido que tus competidores, convirtiéndote en el rey de la información en tu sector.

También veremos cómo puedes utilizar esta estrategia para crear todo tipo de contenidos, lo que te dará una enorme ventaja sobre tu competencia con un potencial de crecimiento casi ilimitado.

Investigación de palabras clave

Las palabras clave son palabras o frases que tu público objetivo utiliza para saber más sobre tu negocio en los buscadores como Goolge. Normalmente, lo mejor es centrarse en varias palabras clave o frases que reflejen la intención de compra de un nuevo visitante del sitio web.

Las mejores palabras clave para un contenido ultralargo son las preguntas que requieren una explicación en profundidad y ejemplos. De ese modo, tendrás mucho que escribir en respuesta a cada palabra clave.

Por otro lado, las preguntas del tipo respuesta “sí” o “no” suelen ser malas, a menos que planees entrar en una gran cantidad de detalles sobre por qué alguien debería o no debería hacer algo. Independientemente de tu elección, tienes que empezar de la misma manera, con una lluvia de ideas.

Tómate un tiempo para buscar palabras clave en tu sector

¿Qué está buscando tu cliente potencial en Google para encontrar tus servicios? ¿qué términos utiliza para encontrarte?. No hay garantía de que estas palabras clave funcionen para ti, pero no es necesario que todas sean ganadoras.

Sólo necesitas una lista inicial de palabras clave para iniciar el proceso de investigación que te haga entender los términos que funcionan para tu sector. En tu lluvia de ideas, también es importante que tengas en cuenta el tipo de palabras clave que incluyes en la lista.

Palabras clave de cola larga frente a palabras clave cortas

En primer lugar, tienes palabras clave de cola corta, frases que sólo tienen una o dos palabras que reciben muchas búsquedas, pero son demasiado generales para enviar tráfico cualificado a tu sitio web y además la competencia es alta.

En segundo lugar, tienes las palabras clave de cola larga, frases de tres o más palabras, que atraen tráfico muy específico a tu sitio web, pero sólo unas pocas personas las buscan cada día. Por desgracia, el 99% de las empresas no pueden posicionarse para las palabras clave de cola corta porque los gigantes del sector ya las dominan en los resultados de búsqueda.

Por ejemplo, si buscas el término “refrescos”, verás que los resultados de los motores de búsqueda están dominados por resultados informativos de fuentes como Wikipedia. Además, también tienes a Coca-Cola, Walmart y Amazon en la página de resultados de búsqueda.

Eso significa que será excepcionalmente difícil para una PYME, una tienda de comestibles o cualquier otro tipo de negocio clasificarse para esa palabra clave. Por eso son tan importantes las palabras clave de cola larga.

Las palabras clave de cola larga o Lontail en inglés son naturalmente específicas, ya que hay más palabras en cada frase. Así que quizá no puedas clasificarte por “refrescos” pero si para estas palabras Longtail. Por tanto, podrías posicionarte por “vendedor de refrescos en Alicante” por ejemplo.

Puede que estas palabras clave no se apliquen directamente a tu caso, pero demuestran el proceso de reflexión que necesitas para pensar en palabras clave que serían valiosas para tu negocio. Si una palabra clave de cola corta no te funciona, piensa en cómo puedes hacerla más específica. Luego piensa si puedes variarla de alguna otra forma para que resulte atractiva a nuevos grupos de clientes.

Repitiendo este proceso, puedes crear una lista exhaustiva de palabras clave que te ayudará a seguir desarrollando contenidos para tu sector. Pero hay tres cosas que debes tener en cuenta al crear tu lista. Tus palabras clave deben ser:

  • Relevantes para tu sector
  • Utilizadas en los motores de búsqueda
  • Útiles para los clientes potenciales cuando se responden

Empezaremos por buscar palabras clave relacionadas con tu sector.

Cómo encontrar palabras clave relevantes

Ahora que tienes tu lista de semillas de palabras clave, es hora de reducirla a las palabras clave que sabes que te darán resultados.

Aquí te hablaremos de tres de las mejores herramientas que puedes utilizar para ello. Todas ellas son gratuitas o al menos ofrecen pruebas gratuitas.

  • Wordtracker
  • Ahrefs
  • SEMRush
  • Keywordtool.io
  • Google Keyword Planner de Adwords
  • Ubbersuggest
  • Soovle
  • Autocompletar de Google

En primer lugar, Wordtracker es una de las herramientas de palabras clave más completas e informativas que existen. Wordtracker toma una palabra clave y muestra varios informes de datos diferentes.

Muestra sugerencias de palabras clave, que son variaciones de tu palabra clave original, junto a un gráfico de la frecuencia de búsqueda en los últimos 12 meses.

También muestra previsualizaciones de la página de resultados del motor de búsqueda SERP, informes de interés de Amazon y uso de palabras clave en YouTube.

En conjunto, obtienes una visión completa de los datos que hay detrás de una sola palabra clave en Google y en varios otros sitios web importantes. Eso te da una gran idea de lo que esa palabra clave puede hacer por tu negocio, lo difícil que sería dirigirla y los posibles resultados que podría obtener.

SEMRush toma una palabra clave y busca cientos de posibles variaciones. También las organiza en orden alfabético y numérico en función del volumen de búsquedas y puedes descargarte los resultados para guardar la lista como una hoja de cálculo.

También te crean una nube de palabras para que puedas ver qué palabras aparecen con más frecuencia en determinadas frases. Eso te puede decir lo que la mayoría de la gente quiere de una palabra clave concreta cada vez que la busca en Internet.

Por último, puedes buscar palabras clave individuales en Google o Google Trends para ver los resultados de búsqueda actuales y el volumen de búsquedas. En tercer lugar, tenemos Keywordtool.io, que también se llama simplemente Herramienta de Palabras Clave.

Aquí puedes elegir el motor de búsqueda que quieres investigar, normalmente Google, escribir una palabra clave y ver cientos de variaciones.

Estas variaciones también vienen con estimaciones del volumen de búsqueda, estimaciones del coste por clic (CPC) y estimaciones de la competencia. El CPC y la competencia suelen aplicarse a la publicidad de pago por clic (PPC), pero también son indicaciones de la popularidad de una palabra clave.

Puedes utilizar esa información para determinar lo difícil que será posicionarse para determinadas palabras clave, y puedes detectar alternativas inteligentes para tu negocio. En conjunto, estas tres herramientas de palabras clave pueden ayudarte a reducir tu lista de keywords para que sólo te dirijas a palabras clave con mucho potencial de retorno para tu negocio.

A medida que tu sitio web crezca, podrás dirigirte a palabras clave más competitivas, ya que tu marca tendrá más reconocimiento en Internet. Pero si acabas de iniciar un sitio, es inteligente reducir tu lista de palabras clave a las más fáciles que aún puedan reportarte beneficios.

Ahora que ya tienes tus palabras clave, es hora de determinar el formato que utilizarás para dirigirte con ellas.

Planificación del formato del contenido

Si quieres obtener resultados de las palabras clave, tienes que averiguar cuál es el mejor contenido para utilizar con ellas. Contenido es un término general para cualquier página o información nueva que añadas a tu sitio web. El texto de una página se considera contenido, pero también lo son los vídeos, los gráficos, los interactivos y los campos de formulario.

En conjunto, la idea de “contenido” te ofrece muchas formas diferentes de perseguir los objetivos de tu negocio online. Los tipos de contenido más comunes son:

  • Páginas de artículos
  • Entradas de blog
  • Infografías
  • Descargas
  • Podcasts
  • Vídeos
  • Interactivos

Estos tipos también pueden dividirse en grupos más generales:

  • Contenido basado en texto
  • Contenidos gráficos
  • Contenidos de audio
  • Contenido basado en vídeo

Ahora, veamos cada formato un poco más de cerca.

Páginas de artículos

Las páginas de artículos suelen ser páginas HTML estáticas que generas automáticamente con un CMS o gestor de contenidos como Wordpress o Joomla. Estas páginas son ideales para abordar varios conceptos:

  • Preguntas frecuentes
  • Ideas para clientes potenciales
  • Demostrar experiencia, conocimientos y autoridad en el sector

En primer lugar, estas páginas responden muy bien a las preguntas más frecuentes. Si los clientes te preguntan regularmente sobre las mismas ideas de tu sector, crea una página que explique la respuesta en detalle.

Esto tiene dos grandes ventajas, reduce el tiempo que pasas respondiendo varias veces a la misma pregunta y demuestra a los clientes potenciales que comprendes sus necesidades. También puedes utilizar las páginas de artículos para comentar ideas para clientes potenciales. Estas ideas pueden ir desde usos alternativos de tus productos más populares hasta razones por las que un determinado negocio necesita tus servicios.

Utilizar páginas con este fin demuestra a los clientes potenciales que comprendes sus sectores. Eso ayuda a establecer la confianza, que es el primer paso para hacer avanzar a un nuevo cliente por tu embudo de ventas.

En tercer lugar, puedes utilizar páginas de artículos para demostrar experiencia, conocimientos y autoridad en tu sector. Esto te ayuda a demostrar a los clientes potenciales que eres mejor que tus competidores ¿Qué aportas? ¿En qué te diferencias de tus competidores?

Responder a esas preguntas es otra forma estupenda de fomentar la confianza en tus clientes potenciales y obtener más ingresos.

Entradas de blog

Las entradas de blog son adiciones rápidas a tu sitio web que tratan temas sobre tu sector o negocio. Los blogs pueden abarcar casi todo, y son excelentes formas de añadir texto, vídeos, gráficos, audio y otros contenidos a tu sitio.

La mayoría de los blogs y muchos sitios web funcionan a través de WordPress. Su interfaz intuitiva facilita a cualquiera la creación de un blog, y es muy fácil publicar nuevas entradas en tu sitio.

Los blogs tienen una finalidad similar a las páginas de artículos, pero son más actuales que el HTML estático. Esto se debe a que puedes publicar un blog en tu sitio más fácilmente de lo que puedes programar una página HTML estática.

Además, Google y otros motores de búsqueda leen los blogs con más frecuencia que otras partes de los sitios web. Saben que los blogs se actualizan con más frecuencia que el HTML estático, por lo que indexan las nuevas entradas en consecuencia.

Eso hace que los blogs sean una forma estupenda de introducir tu contenido rápidamente en los motores de búsqueda. Si utilizas páginas HTML estáticas, probablemente esperarás más tiempo e incluso perderás tu oportunidad.

Para sacar el máximo partido a tu blog, programa tus publicaciones con mucha antelación para poder trabajar con tiempo. Luego, publícalas según un calendario coherente que puedas modificar fácilmente si quieres escribir sobre un tema urgente que surja en uno o dos meses.

Infografía

Las infografías son visualizaciones de datos que presentan información convincente y demuestran un punto de vista de forma atractiva. Las infografías son valiosas porque tienen un gran potencial para hacerse virales en las redes sociales y ganar backlinks de otros sitios web.

Pero las infografías son también una de las formas de contenido más complejas. A menos que tengas experiencia en diseño y software a tu alcance, probablemente no puedas hacer una desde cero. Tienes que investigar una infografía, elegir los datos que quieres presentar, encontrar un diseñador, editar sus diseños y luego publicar el gráfico.

El proceso infográfico puede durar entre dos semanas y dos meses. En comparación con las entradas de blog y las páginas de artículos, las infografías son inversiones importantes. Si decides publicar infografías en tu sitio web, asegúrate de planificarlo adecuadamente, sobre todo en lo que respecta a tu presupuesto.

Descargas

Las descargas son cualquier tipo de contenido largo y profundo que consideres tan valioso que puedas regalar a cambio de la información de contacto de alguien.

A veces, el contenido descargable también se denomina contenido cerrado porque interpone una pequeña barrera entre los visitantes de tu sitio y el contenido que desean, algo así como una puerta. Su “llave” para abrir la puerta es su información de contacto. Una vez que te dan su dirección de correo electrónico, pueden obtener su contenido gratis y aprender de él.

A cambio, tienes un nuevo contacto para utilizar en tus campañas de email marketing. El razonamiento que hay detrás de esto es que cualquiera que quiera aprender tanto sobre tu negocio probablemente esté preparado para convertirse en un cliente de pago. Así que una vez que alguien te da su información de contacto, lo añades a tu embudo de ventas y lo nutres como cliente potencial hasta que te compre.

Esto convierte a las descargas en un excelente complemento del email marketing en general. Incluso puedes segmentar a tus nuevos clientes potenciales en función de la descarga concreta que deseen, lo que te permitirá centrarte en los puntos de dolor específicos de alguien y convertirlos más rápidamente.

Podcasts

Un podcast es una grabación de audio episódica que publicas para su descarga en tu sitio web o en redes de podcasting como iTunes o Spotify.

Los podcasts son excelentes formas de contenido porque permiten a tus clientes potenciales llevarse tu contenido a todas partes. Originalmente diseñados para la portabilidad, los podcasts recibieron su nombre porque la gente transmitía contenido de audio a iTunes para que los usuarios lo descargaran en sus iPods.

Teniendo esto en cuenta, los podcasts son la forma ideal de contenido cómodo y que no distrae. Tanto si alguien está conduciendo hacia el trabajo, tumbado en la cama o diseñando un logotipo, puede escuchar tu podcast y aprender de ti. Además, los podcasts son excelentes formas de saturación de búsqueda, una estrategia avanzada de SEO que te permite clasificar el contenido varias veces para la misma palabra clave.

En este caso, puedes utilizar los podcasts para dirigirte a determinadas palabras clave incluido el nombre de tu marca y expulsar a tus competidores de los resultados de búsqueda. De este modo, cuando alguien busque tu marca en Google, sólo encontrará contenido creado por ti en lugar de contenido de tus competidores.

Pero los podcasts tienen truco. Si quieres conseguir una gran audiencia, tendrás que publicarlos en una red de podcasts. Dependiendo de la que elijas, puedes acabar pagando un poco más de lo que te gustaría para hacer llegar tu contenido de audio a tu audiencia.

Vídeos

Los vídeos son la combinación perfecta de contenido audiovisual. Los vídeos te permiten atraer a los usuarios de forma más eficaz que las infografías, y también puedes utilizarlos para realizar un seguimiento de la actividad de los usuarios en tus páginas.

Pero los vídeos son la única forma de contenido que requiere que utilices una red de alojamiento. La única excepción a esto es si has construido tu propio sistema de alojamiento de vídeos para tu sitio web, pero eso es un proceso largo, intenso y agotador.

En su lugar, puedes utilizar opciones como YouTube o Wistia para alojar tus vídeos. Ambas opciones también te proporcionan códigos de inserción que puedes utilizar para añadir vídeos directamente en las páginas de tu sitio, incluso si utilizas un cliente de blog como WordPress.

Aun así, este esfuerzo adicional merece la pena. Dependiendo de dónde los publiques, los vídeos pueden posicionarse por sí mismos para palabras clave sin ni siquiera estar en tu sitio. También puedes utilizarlos para la saturación de búsquedas al igual que los podcasts para dominar completamente una palabra clave.

Por otro lado, los vídeos requieren una gran inversión de tiempo y dinero. Tienes que comprar las cámaras, los micrófonos y el software de edición, además de necesitar a alguien que conozca o puedes aprender el software de edición. Luego, tienes que averiguar cuáles son los mejores lugares y métodos para grabar tu vídeo, montarlo todo y subirlo a Internet con todos los extras que lo harán atractivo.

En total, los vídeos pueden llevar entre 8 y 40 horas, dependiendo de la duración del vídeo y de la experiencia de tu equipo. Además, aunque las cámaras de alta definición sean cada vez más asequibles, tendrás que invertir al menos unos cientos de dólares en equipos de grabación, almacenamiento de datos y software de edición. El vídeo es un gran medio, si puedes permitirte los costes iniciales.

Interactivos

Los interactivos son contenidos de tu sitio que permiten a los usuarios cambiar determinados criterios. Eso significa permitir a los usuarios teclear números en una calculadora, ajustar una barra deslizante o realizar alguna otra acción que modifique el resultado del interactivo.

Las calculadoras son la forma más común de contenido interactivo. Permiten a los usuarios introducir números o ajustar sus criterios para ver diferentes resultados. Pero no tienes por qué limitar tu contenido interactivo a las calculadoras. También puedes utilizar cuestionarios, narraciones visuales y toda una serie de ideas para atraer a los visitantes de tu sitio web.

Podría decirse que los interactivos son la forma de contenido más atractiva que puedes crear. Son estupendos para la experiencia del usuario, y una vez que los pongas en marcha, puedes utilizar los mismos elementos interactivos en varias páginas de tu sitio. Por otro lado, requieren un profundo conocimiento del código informático, incluyendo HTML, CSS, Java y más.

En otras palabras, si no sabes diseñar sitios web, probablemente tendrás algunas dificultades para poner en marcha una herramienta interactiva. Pero si tienes a alguien en tu equipo que sepa código o esté dispuesto a aprender, puedes hacer un interactivo de alto nivel que enganche a tu público objetivo.

Los interactivos funcionan tan bien porque son la única forma de contenido que requiere actividad por parte de los visitantes de tu sitio. Eso significa, en lo que respecta a Google, que estás proporcionando una experiencia de calidad a tus usuarios.

El principal objetivo de Google es ofrecer experiencias de calidad a sus usuarios. Si puedes hacerlo, puedes apostar a que vencerás a todos los competidores que intenten decir lo mismo con texto. Ahora que hemos cubierto cada uno de los formatos de contenido que puedes elegir, hablemos del siguiente criterio más importante: el presupuesto.

Presupuesto de producción

Una de las mejores partes del contenido es que es asequible. El marketing de contenidos oscila entre 6.000 y 12.000 euros anuales si quieres subcontratar la redacción, la creación gráfica, la videografía, la fotografía y otros formatos de contenido.

Pero después de eso, el mantenimiento es gratuito. Eso es porque el contenido sólo ocupa espacio en tu sitio web, que ya es tuyo. La única forma de que te cueste más es si necesitas comprar más almacenamiento de datos o servidores para alojar el aumento de tráfico que obtendrás.

Aun así, eso no es lo suficientemente específico como para crear un presupuesto de marketing de contenidos desde cero. Para ello, tendrás que hacerte algunas preguntas. ¿Cuánto gastan actualmente las empresas en marketing de contenidos?
La respuesta a esta pregunta depende de tu modelo de negocio.

Las empresas B2B gastan el 28% de su presupuesto total de marketing en contenidos. El año que viene, el 51% dice que probablemente aumentará el gasto. Las empresas B2C gastan el 32% de su presupuesto total de marketing en contenidos. El año que viene, el 50% dice que probablemente aumentará el gasto.

Así que, según estas estadísticas, deberías gastar entre el 25% y el 33% de tu presupuesto total de marketing en contenidos, tanto si diriges una empresa B2B como B2C.

Aumentar ese presupuesto conlleva algunas ventajas:

  • Superar a la competencia
  • Sitio web más grande
  • Mayor potencial SEO
  • Generación de tráfico
  • Mayor autoridad de nicho

Al gastar más en marketing de contenidos, superarás a tus competidores en creación de contenidos, eso está claro. Eso te dará un sitio web más grande, lo que también se traduce en un mayor potencial de SEO, ya que te diriges a más palabras clave.

Con cada contenido que crees, estarás aumentando el poder potencial de tu empresa en Internet. También estás dando a otras personas razones para enlazar a tu sitio, hablar de él y visitarlo. Aun así, es posible pasarse con el gasto en marketing de contenidos. Aumentar tu presupuesto de marketing de contenidos también conlleva algunas desventajas:

  • Una cartera de marketing menos diversa
  • Menos oportunidades de probar nuevas estrategias

A menos que aumentes tu presupuesto global de marketing, cada euro que inviertes en contenidos es un euro menos que gastas en otras estrategias. Eso conduce a una cartera de marketing menos diversa, algo así como poner todos los huevos en la misma cesta.

Gastar más en contenidos también te deja menos oportunidades de probar nuevas estrategias. Si has utilizado el marketing de contenidos durante años, pero nunca has probado el email marketing o la optimización de la tasa de conversión, podrías perder la oportunidad de aumentar los ingresos con estas otras acciones.

¿Cuál es el objetivo del marketing de contenidos?

Tu objetivo de marketing de contenidos es tan importante como tu presupuesto. También puede ser igual de complicado. Muchas empresas responden a esta pregunta con “conseguir más tráfico”. Técnicamente es un objetivo, pero tiene dos problemas importantes.

En primer lugar, no es cuantificable. “Más” es un término general que no te da un punto de referencia específico. Si sólo dices “más”, en teoría podrías estar contento con un visitante más en tu sitio la semana que viene, independientemente de lo que hagan.

En segundo lugar, es una métrica de vanidad. Las métricas de vanidad son mediciones de tu sitio web que quedan bien sobre el papel, pero que en realidad no repercuten en tu negocio. En otras palabras, más tráfico es estupendo, pero ¿se convierte ese tráfico en clientes? Afortunadamente, es bastante fácil corregir estos defectos.

Cuantificar los objetivos de tu negocio

Para cuantificar los objetivos, tienes que asignar números a los objetivos que fijes. Eso te proporciona una forma concreta de medir tu éxito. Puedes cuantificar los objetivos de varias formas distintas. La más común es utilizar un porcentaje.

Por ejemplo, podrías decir que tu objetivo de marketing de contenidos para el año es conseguir un 25% más de descargas en tu contenido cerrado. Eso te permite mirar el número total de descargas del año pasado, añadir un 25% y establecer una cifra concreta para lo que quieres conseguir este año.

Pero esa no es la única forma de cuantificar los objetivos. Algunos objetivos pueden ser más complejos que los aumentos rotundos, que requieren más consideración.

Seguimiento de buenas métricas

La métrica que utilices para tu objetivo es tan importante como cuantificarlo. Como hemos establecido antes, muchas empresas caen en la trampa de medir el éxito mediante métricas de vanidad, como el tráfico del sitio web. Pero no reflejan una mejora real para tu negocio. Normalmente, estas métricas que te contamos a continuación son más precisas para el éxito de tu negocio:

  • Conversiones
  • Tasa de conversión
  • Enlaces externos

Puedes seguir fácilmente estas tres métricas. Las conversiones se refieren al número total de personas que se convierten en clientes gracias a tu sitio. La tasa de conversión es similar, pero compara el número de clientes con el tráfico total.

Ambas métricas están directamente relacionadas con los ingresos y el crecimiento de tu empresa, lo que es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier empresa. Puedes seguirlas con Google Analytics.

Los enlaces externos se refieren al número de enlaces que tienes desde otros sitios web. Normalmente, los sitios enlazarán con el tuyo porque tienes algún tipo de contenido fiable, con autoridad o único.

Esta métrica es estupenda para mejorar el poder SEO general de tu sitio. Los enlaces externos son posiblemente el factor de clasificación más importante para los motores de búsqueda, por lo que conseguir más enlaces de fuentes de calidad te ayudará a atraer más clientes en el futuro. Puedes vigilar tus enlaces externos con Ahrefs ó Majestic SEO.

Cuantificando tus objetivos y eligiendo métricas que merezcan la pena, habrás recorrido el 90% del camino hacia la creación de un objetivo de marketing de contenidos perfecto. Sólo hay una última pauta a seguir.

Hacer que tus objetivos sean SMART

El sistema SMART es un método para establecer objetivos alcanzables y medibles.

SMART es el acrónimo de:

  • Específico
  • Mensurable
  • Alcanzable
  • Realista
  • Oportuno

Al marcar cada uno de estos criterios, creamos un objetivo elevado que cumplimos con éxito. Tú puedes hacer lo mismo. Puede que al principio te lleve algún tiempo, pero establecer estos criterios para tus objetivos de contenidos te ayudará a presupuestar tu estrategia de marketing de contenidos en su conjunto.

Si quieres obtener grandes resultados, planifica grandes objetivos. Si quieres resultados graduales, planifica gradualmente. En última instancia, la elección depende de ti, y de lo que creas que funcionará mejor para tu negocio.

El proceso de creación y redacción

El proceso de redacción significa planificar la creación, publicación y promoción de tu contenido. Ya que tienes todas las demás ideas elaboradas, es hora de establecer un calendario aproximado de cómo te gustaría que funcionara todo el proceso.

En aras de la coherencia, echaremos un vistazo a los siete principales formatos de contenido, Páginas de artículos, Entradas de blog, Infografía, Descargas, Podcasts, Vídeos, Interactivos. Empezaremos con los artículos.

Proceso de las páginas de artículos

Las páginas de artículos son probablemente la forma de contenido más asequible. Requieren un espacio mínimo en el sitio web, y pueden atraer clientes durante años después de que las publiques.

Muchas empresas crean páginas de artículos con HTML estático. Eso permite que otros miembros del equipo accedan a las páginas, las modifiquen según sea necesario y mantengan cada página de artículo actualizada.

El proceso de creación de una página de artículo es sencillo una vez que has elaborado un tema, sobre todo si lo comparas con formatos de contenido más complejos.

  • Explica el tema del artículo
  • Redacta con rigor
  • Añade multimedia
  • Codifica con HTML
  • Publica en el sitio
  • Promocionar

Proceso de publicación en un blog

Publicar entradas de blog es una forma estupenda de demostrar que tu empresa está a la vanguardia de tu sector. Puedes escribir sobre cualquier tema, desde actualizaciones de la empresa hasta noticias importantes del sector.

Mejor aún, las entradas de blog son el único formato con un tiempo de proceso más rápido que las páginas de artículos una vez que tienes un tema.

  • Explica el tema del blog
  • Escribe con rigor
  • Añade multimedia
  • Publica en el sitio a través de un CMS como WordPress
  • Promocionar

Un blog sólido es importante para el sitio web de cualquier empresa, por lo que es importante actualizar el tuyo con regularidad. Con un proceso de producción tan corto, puedes incluso trabajar con antelación para hacer dos o tres blogs en un día.

Proceso infográfico

Podría decirse que las infografías son la mejor forma de mostrar la visualización de datos. También son ideales para el linkbuilding, la notoriedad de marca y toda una serie de otras aplicaciones.

Pero las infografías son mucho más complejas que los artículos y las entradas de blog, y una infografía por sí sola no basta para posicionarse en los motores de búsqueda. Cuando planificas una infografía, tienes que investigar y exponer todos los datos que aparecerán en el producto final. Después, tienes que escribir el texto que acompañará a la infografía.

El texto es importante porque los motores de búsqueda no pueden ver las imágenes, sólo el nombre del archivo y la etiqueta alt. Así que, por muy completa que sea tu infografía, los motores de búsqueda no pueden verla. Para compensar, necesitas mucho texto explicativo, como en una entrada de blog para que realmente tenga éxito. El proceso para crear una infografía después de determinar un tema es más o menos así:

  • Esboza la infografía, anota todas las fuentes
  • Crea un esquema
  • Envía el esquema y el wireframe al diseñador
  • Escribe el texto mientras el diseñador trabaja
  • Recibe el borrador y edítalo
  • Envía los cambios al diseñador
  • Repite los pasos 5 y 6 a satisfacción
  • Publica la infografía mediante HTML estático o blog CMS
  • Promoción por correo electrónico
  • Promoción a través de las redes sociales
  • Promoción mediante anuncios de pago

Cuida los detalles y haz tu infografía extremadamente atractiva, si a alguien no le gusta el aspecto de tu infografía, no verá durante mucho tiempo. Eso destruirá tus posibilidades de lograr tus objetivos, ya sea la creación de enlaces o la concienciación de tu clientes potenciales.

Proceso de descarga

Las descargas son contenidos cerrados que mantienes en tu sitio para proporcionar información de alta calidad a cambio de la información de contacto de un cliente potencial cualificado. Las descargas se denominan a veces contenido bloqueado porque alguien debe proporcionar su información para obtener lo que desea, lo que actúa como una entrada digital.

Este formato es excelente para informes extensos, estudios de casos o para proporcionar información en profundidad sobre temas relacionados con tu sector. También encaja perfectamente con el email marketing, ya que puedes ganar direcciones de correo electrónico a cambio de contenido cerrado.

Es un formato ideal para contenidos de más de 10.000 palabras. Con una descarga, generalmente en formato PDF, puedes escribir hasta la saciedad sobre cualquier tema sin preocuparte por las tasas de rebote, las tasas de salida de la página, el tiempo en la página y otras métricas SEO.

En lugar de eso, te concentras en conseguir direcciones de correo electrónico para convertir más clientes potenciales en clientes de pago. El proceso para una descarga es más o menos así:

  • Esboza la descarga
  • Redacta con rigor
  • Añade multimedia
  • Enviar al diseñador
  • Recibe el borrador y edítalo
  • Envía los cambios al diseñador
  • Repite los pasos 5 y 6 a satisfacción
  • Aloja el archivo en los servidores del sitio web
  • Crea una landing page de resumen para descargar
  • Añade campos de formulario a la página
  • Permitir las descargas una vez recibido el formulario
  • Organiza la información de contacto en listas de email marketing
  • Promocionar

Las descargas son complejas porque están muy orientadas a un nicho. Son ideales para temas específicos, pero eso significa que sólo unas pocas personas pueden llegar a descargarlas. Aun así, esos pocos serán clientes potenciales altamente cualificados para tu negocio. Hacerles un seguimiento por correo electrónico es una gran idea.

Proceso del podcast

Una vez que hayas desarrollado tu podcast, comprado el equipo y preparado el tema, puedes publicarlo en tu sitio web o en una red de distribución como iTunes.

Pero los podcasts tienen un gran problema: son sólo de audio. Para evitarlo, puedes escribir un texto que acompañe a tu podcast, que podría funcionar bien. También puedes escribir la transcripción del podcast, que probablemente funcionaría mucho mejor.

Sin embargo, los podcasts pueden ser complicados en cuanto al número de palabras. 1000 palabras suelen durar unos cuatro o cinco minutos, pero si alguien habla rápido, podrías tener muchas más palabras en mucho menos tiempo.

Puedes transcribir manual o automáticamente. En general, la transcripción manual es una mala idea. Lleva mucho tiempo y no es 100% precisa. En su lugar, puedes optar por la traducción automática de un servicio como oTranscribe. Puede que tampoco obtengas una transcripción 100% exacta, pero al menos será más rápida.

Eso significa que todo lo que tienes que hacer es leer el contenido terminado, corregir cualquier error y publicarlo con tu podcast. El proceso completo es el siguiente:

  • Graba el podcast
  • Edita el audio del podcast
  • Transcribe el audio del podcast (manual o automáticamente)
  • Publica el podcast con la transcripción
  • Añade multimedia (opcional)
  • Promocionar (opcional)

Con el servicio de transcripción adecuado, puedes añadir fácilmente texto rico en SEO a tus archivos de audio. Eso te ayudará a que aparezcan mejor en los resultados de las búsquedas y a conseguir más descargas.

Proceso de vídeo

Los vídeos son una de las formas de contenido más complejas, porque hacen muchas cosas a la vez. Además, al igual que las imágenes, los motores de búsqueda no pueden ver los vídeos. Se basan en los títulos de los archivos, las etiquetas alt y los enlaces para conocer los detalles de un vídeo.

Esto significa que tus vídeos necesitan un texto que los acompañe para tener una buena posición en los motores de búsqueda y ofrecer una experiencia de primera categoría. Eso también significa que es inteligente transcribir tu vídeo. También puedes utilizar servicios de transcripción para hacerlo, ya que la transcripción manual lleva mucho tiempo y es poco fiable. En general, el proceso de vídeo es el siguiente:

  • Conseguir talento
  • Encuentra el lugar de rodaje
  • Graba en bruto
  • Graba varias tomas
  • Edita los archivos de vídeo
  • Combina archivos de vídeo
  • Añade extras como imágenes, música, textos, etc.
  • Exporta el vídeo final
  • Sube el vídeo a tu sitio web o servicio de alojamiento
  • Inserta el vídeo en el lugar adecuado
  • Publica la transcripción con el vídeo
  • Añade multimedia a la transcripción
  • Promocionar

Los vídeos pueden suponer una gran inversión en comparación con otros formatos de contenido, pero pueden dar grandes beneficios si los utilizas.

Proceso interactivo

Podría decirse que los interactivos son las formas de contenido más detalladas y complejas que puedes crear. Es la única forma de contenido que no es una simple presentación, sino que se basa en la comunicación bidireccional entre tu sitio y un visitante.

Teniendo esto en cuenta, tienes que construir un interactivo desde cero, añadirle texto y averiguar la forma más fácil de presentarlo a un usuario. Si no puedes, perderás mucho tiempo, dinero y potencial al invertir en un medio de contenido mal ejecutado.

El proceso para crear un interactivo varía, y también el número de personas necesarias para completar un proyecto. Pero en general, esto es lo que puedes esperar:

  • Esbozar especificaciones
  • Crear wireframe
  • Enviar al desarrollador
  • Trabajar con el desarrollador en cualquier problema
  • Enviar al diseñador
  • Trabaja con el diseñador en cualquier problema
  • Ver borrador
  • Prueba a fondo el borrador para ver si tiene errores y está completo
  • Envía un informe al desarrollador y/o diseñador
  • Repite los pasos 7 a 9 a satisfacción
  • Determina la mejor forma de publicar el interactivo
  • Escribe el texto de acompañamiento
  • Añade multimedia (opcional)
  • Promocionar (opcional)

Si quieres utilizar un interactivo en tu sitio web, asegúrate de que estás preparado para un proceso largo que requerirá muchas aportaciones. Aunque tengas a todo un equipo trabajando en un interactivo, casi siempre encontrarás fallos u otros problemas una vez terminado.

Las claves del éxito de los interactivos son la paciencia y la diligencia. Con ambas cualidades, puedes crear algunos de los mejores interactivos que tu sector haya visto jamás.

Esquematización del texto

Ahora que tienes tu proceso determinado, es hora de esbozar lo que realmente escribirás e incluirás en tu contenido.

Este paso variará en función del formato que elijas, pero en general podrás esbozar lo que quieras con el método estándar.

  • Idea de apoyo
  • Detalle
  • Detalle
  • Idea de apoyo
  • Detalle
  • Detalle
  • Idea general

Este sistema se utiliza en casi todos los sectores para planificar prácticamente cualquier cosa. Funciona fenomenalmente bien para entradas de blog, infografías, guiones de vídeo y mucho más.

Aunque el sistema de esquemas es bien conocido, echaremos un vistazo diferente a cada una de sus partes para ver cómo puedes utilizarlo en distintos formatos de contenido.

Idea general

La sección “idea general” de un esquema es el lugar para un tema general. Puedes utilizarla como frase temática de un párrafo o como encabezamiento de toda una sección.

Las ideas generales funcionan mejor cuando puedes resumir el tema en dos o tres palabras. Si te extiendes más, el tema puede resultar demasiado prolijo para justificar más explicaciones.

Básicamente, hazlo breve y dulce para que puedas guardar tus palabras para más tarde. En todas las formas de contenido, las ideas generales se utilizan como títulos de las secciones principales. Dependiendo del estilo de esquematización de cada uno, puede que sólo haya una idea general por contenido, que es el título real del contenido.

Idea de apoyo

Las “ideas de apoyo” suelen ser frases temáticas de los párrafos. Presentan un concepto que apoya la idea que has expuesto antes, y se refuerzan con detalles.

En los contenidos basados en texto, las ideas de apoyo suelen ser frases temáticas para nuevos párrafos. En los contenidos de audio, las ideas de apoyo dan paso a nuevos puntos de debate. En los contenidos gráficos, las ideas de apoyo son subtítulos que presentan nuevos datos.

En los contenidos basados en vídeo, las ideas de apoyo suelen ser nuevas secciones de vídeo en las que alguien puede hacer un corte y saltar a una nueva escena.

Detalles

Los “detalles” son los puntos más pequeños de un esquema. A veces, pueden tener subdetalles, pero eso suele ocurrir sólo si un tema es tan complejo que requiere múltiples capas de explicación.

La mayoría de las veces, los detalles son puntos de datos, citas u otras referencias creíbles que unen las ideas. Pueden mostrar por qué una idea de apoyo es justificable, lo que a su vez respalda tu idea general en su conjunto.

En los contenidos basados en texto, los detalles pueden ser cualquier cosa, desde puntos de datos hasta explicaciones de cómo funciona algo. En los contenidos basados en audio, los detalles funcionan del mismo modo, salvo que son hablados.

En los contenidos basados en gráficos, los detalles son puntos de datos u otros puntos de interés que tienen una ayuda visual, lo que facilita su comprensión.

En los contenidos basados en vídeo, los detalles pueden ser ventanas emergentes de texto, imágenes de acompañamiento, animaciones o palabras habladas.

En general, hacer esquemas es una práctica fácil de aprender y difícil de dominar. Los mejores esquemas serán concisos, pero también tendrán suficientes explicaciones para guiar al creador de contenidos. Es un término medio difícil de encontrar, pero puedes llegar a él repetidamente con la práctica suficiente.

Redactar

Con tu esquema listo, es hora de empezar a redactar. Pero redactar significa cosas distintas según el contenido. En el contenido basado en texto, significa escribir tu idea en su totalidad. De principio a fin, quieres tener sobre el papel todo lo que quieres decir sobre un tema.

En los contenidos basados en gráficos, la redacción consiste en crear el producto final para que puedas revisarlo y ajustarlo a la perfección. En los contenidos basados en audio, se refiere a grabar lo que necesites y tener ese “metraje” en bruto listo para editar. En el contenido basado en vídeo, se refiere a conseguir tu metraje de vídeo en bruto para prepararlo para la edición. A continuación los veremos con más detalle.

Redacción de contenidos basados en texto

El contenido basado en texto, artículos, blogs, descargas y cualquier texto que lo acompañe, requiere que redactes todo el contenido, palabra por palabra. Esto es básicamente el proceso de redacción.

Utilizando tu esquema, redacta las explicaciones a las preguntas más acuciantes de tus clientes y dales todos los detalles que sean apropiados.

Probablemente tendrás algunas ideas nuevas mientras escribes. Muchos escritores modifican su esquema a medida que escriben sus primeros borradores porque se les ocurren nuevas ideas que quieren añadir o viejas ideas que no encajan del todo.

Esto se llama autoedición, y puede ayudar o perjudicar a tu escritura dependiendo de ti, personalmente. Otros escritores optan por dejar la autoedición para cuando tienen todas sus ideas sobre el papel. Eso les permite escribir un primer borrador y pasar a la fase de edición de forma organizada.

Además, un pequeño porcentaje de escritores se autoeditan tanto mientras escriben como después de hacerlo. Esto no es necesario al 100% para todo el mundo, simplemente es la forma de trabajar de algunas personas.

Por último, algunos escritores no se autoeditan en absoluto. Esto no es recomendable, ya que es fácil cometer errores tipográficos, insertar palabras de más y, en general, comunicar mal sin mirar el contenido una segunda vez. Por suerte, no tienes que depender de tus dos ojos para autoeditarte.

Herramientas de redacción

En Internet puedes encontrar toda una serie de herramientas de redacción que te ayudarán a redactar tu primer borrador. Eso no significa que tu primer borrador vaya a ser perfecto, pero seguro que va por buen camino.

Todas estas herramientas tienen propósitos diferentes. Algunas te ayudarán a identificar palabras complicadas, otras simplemente te ayudarán a organizarte.

Algunas, como Google Docs, simplemente te permitirán escribir. Pero independientemente de su finalidad, todas contribuyen a una buena redacción.

Modelos de redacción

A medida que vayas escribiendo, probablemente te darás cuenta de que escribes de una determinada manera. La mayoría de la gente escribe de forma conversacional, como si estuvieran hablando con un amigo. También escriben de forma informativa, como si estuvieran explicando un concepto.

Pero esas no son tus únicas opciones. Aunque sin duda es inteligente escribir con palabras sencillas, puedes cambiar el tono de tu redacción publicitaria en función de lo que quieras conseguir. Estos modelos no convencionales de redacción publicitaria incluyen cuatro estilos principales:

  • Humor
  • Empatía
  • Asombro
  • Creatividad

El humor consiste en añadir un toque de comedia a lo que escribas. Normalmente, esto sólo funciona si toda una pieza es graciosa o si añades un chiste claro en puntos seleccionados de tu contenido.

Pero el humor es un poco peligroso. Siempre es posible que tu chiste caiga en saco roto y nadie lo aprecie. La empatía demuestra tu capacidad para relacionarte con tus clientes. Mostrar que estás con ellos crea una sensación totalmente diferente en comparación con hablarles.

El sobrecogimiento crea una sensación de emoción haciendo que algo fantástico suene alcanzable. Esto también se denomina altercasting, en el que los lectores proyectan nuevas identidades sobre sí mismos como los superhéroes.

Por último, la creatividad es un estilo de escritura general que puede ser bobalicón, informativo o simplemente diferente en general. Utilizar la creatividad es un poco arriesgado, como el humor. Siempre es posible que alguien interprete tu texto poco convencional y divertido como poco profesional, inculto o mal informado.

Con todo esto en mente, redactar tu contenido basado en texto requiere que tomes unas cuantas decisiones clave. Pero una vez que las hayas tomado, podrás escribir o aprender a escribir contenidos fantásticos.

Redacción de contenidos gráficos

Los contenidos basados en gráficos como infografías, interactivos y otros elementos visuales estáticos, suelen crearse con software de vanguardia como Adobe InDesign o Adobe Photoshop.

Estos programas son posiblemente los mejores programas gráficos del mercado. Los utilizan con frecuencia diseñadores gráficos, diseñadores web y desarrolladores web, aunque suelen ser caros.

En cualquier caso, crear gráficos es más complicado y requiere muchos más conocimientos técnicos que escribir texto. Eso significa que, a menos que tengas experiencia en gráficos, es posible que no veas gran parte del trabajo que hay detrás de tus gráficos. Pero algunos programas de marketing gratuitos te permiten hacer diseños sencillos que siguen pareciendo profesionales.

Canva

Canva es uno de los más populares porque es muy fácil de usar y lo mejor es que todas sus funciones son gratuitas. Con Canva, puedes redactar gráficos sencillos con plantillas o imágenes que hayas encontrado.

No serán 100% únicos ni tendrán el encanto de un gráfico hecho desde cero, pero son estupendos para cualquier pequeña empresa que no tenga presupuesto para un diseñador. Tanto si quieres titulares de blog como infografías completas, puedes crearlas en Canva.

Pero lo mejor es que es muy fácil de aprender. Todo está dispuesto en un panel con sentido común, y sólo se tarda unos minutos en empezar. En Internet existen otras alternativas, pero ninguna puede igualar la sencillez, la facilidad y los resultados de Canva. Si estás redactando gráficos por primera vez, Canva es el mejor lugar para empezar.

Redacción de contenido basado en audio

El contenido basado en audio como los podcasts se hace reuniendo a todo el mundo en la misma zona y grabando sus conversaciones. Estas conversaciones pueden versar sobre cualquier tema relacionado con tu sector. Las partes importantes son tu equipo y el software de grabación.

Puedes preparar tu empresa para contenidos de audio gastando unos 135€ en un equipo asequible y descargando software gratuito de grabación y edición.

Audacity

Audacity es el software de grabación y edición de audio más popular con diferencia. Se puede descargar sin anuncios, y nunca tendrás que pagar para seguir utilizándolo.

Al igual que nuestros otros programas de bricolaje, Audacity funciona bien y presenta todas sus opciones en menús sencillos. También crea una interfaz fácil de entender mientras grabas, permitiéndote ver los niveles de sonido, detener la grabación y realizar otras tareas según necesites.

Aunque es inteligente contar con un editor de audio experimentado en tu equipo, cualquiera puede coger Audacity y aprenderlo en pocos minutos. Tiene sus propios foros de ayuda, y puedes encontrar un montón de tutoriales en Internet si quieres aprender algo nuevo. Cuando hayas terminado, puedes exportar fácilmente el archivo de audio final, subirlo a tu sitio web o red de distribución de podcasts, y pasar a la siguiente tarea.

Redacción de contenidos basados en vídeo

Por último, puedes redactar contenido basado en vídeo filmando las escenas que necesitas para completar el producto. Los vídeos requieren una cámara decente, micrófonos compatibles, almacenamiento en tarjeta de memoria, trípodes, iluminación y cualquier otro artilugio que puedas necesitar.

Esto da al vídeo un coste de entrada inusualmente alto. Pero es posible crear grandes vídeos sin gastar miles de euros. Además, las ventajas del marketing con vídeo son enormes. Tiene un profundo efecto en tu SEO, y a los visitantes del sitio les encantan. Cuando estés filmando tu vídeo, es inteligente seguir tres buenas prácticas clave.

Elige un lugar tranquilo

En primer lugar, necesitas un lugar tranquilo para filmar tu vídeo. Reserva una sala de conferencias, utiliza la casa de un empleado o incluso reserva espacio de rodaje en un estudio local para asegurarte de obtener los mejores resultados posibles por tu inversión.

Los vídeos llevan mucho tiempo, y lo último que quieres es ruido de fondo cuando estés editando todo. En caso de que captes ruido de fondo, siempre es más seguro suponer que alguien podrá oírlo que arriesgarse a que tu producto final contenga una escena imperfecta.

Filma por escenas, no todas a la vez

Cuando estás rodando, es tentador dejar correr la cámara y sólo dados un archivo de vídeo en postproducción. Por desgracia, eso lleva mucho tiempo.

No tengas miedo de flexionar tu músculo de director -o animar a alguien a que lo haga- para rodar en escenas cortas y nítidas que puedas empalmar fácilmente.

Dividir el vídeo en partes también facilita que tus artistas se preparen para cada escena y la lleven a cabo sin errores. Entre 15 y 45 segundos es una buena duración para una escena.

Puede parecer poco, pero delante de la cámara es casi toda una vida. Pero esto te ayuda a asegurarte de que consigues la mejor interpretación para no tener que volver a rodar más tarde o confiar en una mala escena. Pero incluso si consigues una mala escena una vez, puedes resolver ese problema fácilmente con nuestra última mejor práctica.

Consigue dos tomas

Es esencial conseguir más de una toma de cada escena de tu vídeo. Aunque creas que alguien ha clavado una actuación, puede que veas u oigas algo en el producto final que no notaste al filmar.

Eso también ocurre más a menudo de lo que crees. Si sólo hay una persona filmando y manejando el equipo de audio, es muy fácil que se te escape una mosca en la pantalla, las sombras de la gente que camina cerca de una ventana y toda una serie de otros contratiempos de los que no te das cuenta hasta que es demasiado tarde.

Así que, aunque tu cámara lo haga bien a la primera, haz al menos dos tomas. Te alegrarás de haberlo hecho cuando empieces a editar.

Edición

La edición es posiblemente el paso más intenso e importante en la creación de contenidos. Sin edición, está prácticamente garantizado que publicarás un producto de calidad inferior, independientemente del tipo de contenido que crees.

Al igual que muchos de los otros pasos de esta lista, editar significa algo diferente para cada formato de contenido. Pero, de nuevo, sigue siendo esencial. Un texto sin editar se lee tan mal como se ve un vídeo sin editar. Un audio sin editar suena tan poco profesional como se siente un interactivo con errores.

Es tentador saltarse este paso. Al fin y al cabo, acabas de terminar tu producto final. Pero aún queda mucho por hacer. Saltarse el paso de edición es como tirar el dinero de tu empresa a una hoguera. Todo tu tiempo, dinero y trabajo duro se va en algo que parece completo, pero que no se siente completo.

Eso significa que no obtendrás los resultados que deseas, y probablemente tampoco alcanzarás tus objetivos. Para que el marketing de contenidos funcione, tienes que hacerlo lo mejor posible.

Edición de texto

La edición de texto es probablemente la forma más rápida y sencilla de edición. Pero todavía hay algo de sutileza en hacerlo bien.

A primera vista, la edición de texto parece que sólo necesitas saber leer, lo cual es cierto en gran medida. Pero también necesitas conocer en profundidad a tu público, y ayuda saber algo de la terminología de marketing más importante.

Necesitas comprender a tu público porque eso guiará la forma en que te dirijas a él.

En otras palabras, no hablarías de la misma manera a un cliente nuevo que a un cliente habitual. Tu cliente habitual tiene más experiencia con tu negocio, por lo que sería condescendiente e incluso grosero hablarle como si fuera su primera interacción contigo.

Así que si estás editando una página sobre cómo tu empresa presta servicios a tu ciudad, puedes asumir con seguridad que tu lector probablemente sea nuevo en tu sector.

Si estás editando una página sobre información de precios, probablemente tu lector tenga algún conocimiento de tu sector, por lo que no tendrás que definir cada uno de los términos de la jerga.

Las páginas que editas para un público nuevo se conocen como páginas de la parte superior del embudo (TOFU). Esto se refiere al embudo de ventas, o al proceso por el que consigues nuevos clientes en tu sitio web.

Las páginas que editas para un público experimentado son páginas de la parte media del embudo (MOFU) o de la parte inferior del embudo (BOFU). Las páginas MOFU tratan de cómo tu empresa puede ayudar a sectores específicos, y las páginas BOFU se ocupan más de los precios, la conversión y la información de contacto.

También puedes utilizar algunas aplicaciones basadas en el navegador para comprobar desde tu ortografía hasta tu nivel de redacción.

Además, la belleza del contenido basado en texto es que puedes abordar con él cualquier parte del embudo de ventas. También puedes utilizarlo para posicionarte por cualquier palabra clave en las páginas de resultados de los motores de búsqueda, y proporciona la base ideal para contenidos multimedia como audio, imágenes y vídeo. Pero si piensas utilizar esos formatos de contenido, tienes que editarlos. Además, son mucho más específicos que el texto.

Edición de audio

La edición de audio es posiblemente la siguiente forma más fácil de edición de contenidos. Requiere un conocimiento decente del software de audio para hacerlo bien, pero puedes arreglártelas con una funcionalidad básica para obtener un producto.

Puedes elegir el programa de edición que quieras para ello, pero te recomendamos Audacity. Es gratuito, no tiene anuncios y tiene toda la funcionalidad que puedas desear de un software de audio profesional.

También puedes averiguar cómo hacer casi cualquier cosa con Audacity utilizando tutoriales en línea. Los canales de YouTube y los sitios de tutoriales están repletos de información sobre Audacity porque mucha gente lo utiliza, tanto aficionados primerizos como profesionales de toda la vida.

Con él, puedes borrar trozos enteros de una grabación, subir el volumen de una sección, eliminar el ruido de fondo, quitar el hipo vocal (“um”, “uh”), y mucho más.

En su mayor parte, el contenido de audio encajará en tu estrategia TOFU. Dirigirá a la gente a tu sitio web y dará a conocer tu marca, pero probablemente no convencerá a muchos oyentes para que se conviertan en clientes.

Aun así, eso no significa que sea inútil. Tu contenido de audio puede al menos iniciar a alguien en su camino para convertirse en cliente.

Edita tus grabaciones en bruto para convertirlas en un producto optimizado y escucha el producto final hasta el final. Cuando hayas terminado, probablemente te habrás memorizado la grabación, pero estarás seguro de que estás publicando un producto excelente.

Edición gráfica

La edición de gráficos es un poco más compleja que la de audio, y mucho más que la de texto. Tienes opciones gratuitas a tu disposición. Siempre está Canva, y MSPaint es sorprendentemente práctico para mover elementos de imagen para que algo tenga el aspecto adecuado.

Pero los verdaderos pesos pesados de la edición gráfica son los productos de Adobe, como InDesign y Photoshop. Te recomendamos que aprendas uno o ambos si quieres crear gráficos para tu sitio web.

Tanto InDesign como Photoshop son productos de nivel profesional. Técnicamente no compras el software, sino que lo adquieres bajo licencia, como la música en iTunes, pero siguen siendo los mejores del sector.

Aun así, InDesign y Photoshop son dos programas muy diferentes. Pero sus diferencias se reducen a que InDesign es para hacer gráficos y Photoshop es para modificar imágenes y fotos.

Aún puedes hacerlo todo con un solo programa, pero puedes hacer mucho más con ambos en términos de creación, edición y diseño en general. Te recomendamos que te hagas con InDesign si piensas hacer logotipos o infografías, y con Photoshop si quieres utilizar fotos como imágenes de archivo en todo tu sitio web.

Al igual que con Audacity, puedes encontrar montones de tutoriales en Internet sobre cómo utilizar los productos de Adobe. La mayoría de ellos han sido creados también por otros usuarios de Adobe, por lo que son mucho más fáciles de seguir que las instrucciones elaboradas por la empresa.

Dominar InDesign o Photoshop es una gran ventaja para tu empresa. Si piensas hacerlo tú mismo, requiere muchas horas y errores, como dominar cualquier otra cosa.

Si no tienes tiempo, plantéate contratar a un diseñador por tu cuenta. El coste de contratar a un empleado bien vale el valor de unos gráficos únicos y bien hechos día tras día.

Edición de vídeo

La edición de vídeo es una combinación de edición gráfica y de audio. Es bastante fácil hacer las cosas bien con la edición de vídeo, pero requiere equipos, software y conocimientos de alto nivel para crear un gran producto final.

Para la edición de vídeo, puedes utilizar varias opciones de software. Windows Movie Maker es estándar en las propiedades de Microsoft, y Final Cut es el más utilizado en los productos de Apple.

Final Cut suele considerarse mejor, pero ninguna de las dos propiedades tiene la misma potencia que Adobe Premiere. Adobe Premiere, al igual que InDesign y Photoshop, es uno de los principales programas de edición del mundo.

Su intuitiva interfaz te permite importar y recortar vídeos a tu gusto. Una cómoda ventana de vista previa te permite ver el estado de tu vídeo en cualquier momento, y una función de guardado automático minimiza la posibilidad de perder tu trabajo.

Aun así, aprender a utilizar Adobe Premiere requiere mucho tiempo y paciencia. Puedes dedicarte a la videografía del mismo modo que al diseño gráfico: contratando a alguien, aprendiéndolo tú mismo o contratando a una agencia.

Premiere es una herramienta excelente para refinar videoclips y convertirlos en un producto único y sólido. Pero cuando se trata de efectos especiales, Premiere tiene capacidades limitadas. Por eso existe Adobe After Effects. Al igual que InDesign, After Effects te permite crear representaciones gráficas, excepto que lo haces en formato de vídeo.

Así, en lugar de terminar con un .jpg o .png, terminas con un .wmv. Luego, puedes seguir editando o refinando tu archivo terminado en Premiere. En este sentido, After Effects es para la creación y Premiere para el perfeccionamiento. Para este paso, puedes utilizar cualquiera de los dos, pero Premiere es la opción más capaz.

Cuando hayas terminado de editar, tienes que encontrar un lugar donde alojar tus vídeos. YouTube es uno de los sitios web más populares del mundo y el servicio es gratuito. Pero también puedes utilizar Wistia si buscas algo más profesional.

Independientemente de lo que elijas, una vez que hayas subido tu vídeo a un sitio de alojamiento, estarás listo para pasar al siguiente paso.

Publicación

Ahora que por fin tienes listo tu contenido, es el momento de publicarlo. El 99% de las veces, publicarás tu contenido en tu sitio web. Puedes enviarlo a tu blog, crear páginas HTML estáticas o elegir cualquier otra opción que tengas a tu disposición.

Puedes publicar cualquier contenido que quieras que se pueda ver en tu sitio o descargar. Pero no tienes por qué publicar exclusivamente en tu sitio. Hoy en día, Internet alberga docenas de otros medios de publicación que alojarán y promocionarán tu contenido por ti. Todo lo que tienes que hacer es subir el vídeo.

Publicar textos en sitios de comunicados de prensa

Si escribes sobre tu empresa, puedes promocionarla aún más en un sitio de comunicados de prensa. Algunos de estos sitios alojarán y promocionarán tu contenido gratuitamente, y otros exigen un pago para llegar a objetivos de mayor calidad.

Estos “objetivos” suelen ser periodistas o blogueros del sector que buscan su próxima gran historia. Si consigues que tu contenido llegue a sus manos en el momento adecuado, pueden mencionarte en su próximo artículo, e incluso podrías dar un enlace para tu sitio, lo que ayuda a tu poder SEO general.

El contenido de audio puede ir a las redes de podcasts

Puedes dar a tu contenido de audio un segundo hogar en las redes de podcasts si has creado un podcast. Existen redes de podcasts por todo Internet, así que es fácil encontrar una que acepte tus episodios. Además, como los archivos de audio son tan pequeños, sólo se tarda unos instantes en subirlos.

Una vez que tu contenido esté en una red de podcasts, ellos se encargarán del resto. Te darán tu propio espacio, y todo lo que tienes que hacer es actualizarlo con nuevos episodios a medida que los publiques.

El rey de las redes de podcasts es y ha sido iTunes. Apple tiene algunas normas de calidad para los podcasts que acepta, pero en su mayor parte, acepta a cualquiera con una buena idea. Para empezar tu podcast en iTunes, sólo tienes que pensar en un nombre pegadizo, conseguir una carátula y subir tu primer episodio.

El contenido gráfico puede ir a sitios de infografía

Facebook, Twitter y Pinterest son lugares de publicación excelentes para las infografías porque los elementos visuales harán que alguien deje de desplazarse y preste atención. Las redes sociales son sólo el principio. También puedes publicar gráficos en sitios como Visual.ly, Cool Infographics y otros.

Estos sitios tienen redes sociales propias incorporadas, y muchos de ellos promocionarán tu contenido en sus perfiles de Twitter o Facebook.

Eso prácticamente duplica la exposición que puedes conseguir para tus gráficos, especialmente las infografías. Pero también por eso es esencial que marques tus infografías con un logotipo o marca de agua.

La marca impide que otros editores online se lleven el mérito de tu duro trabajo. Y una vez que empiezas a crear contenido de alta calidad, siempre hay oportunistas que intentarán robarte el mérito de lo que has hecho.

Al utilizar un logotipo o una marca de agua, haces que sea mucho más difícil para los ladrones tomar lo que has hecho sin darte crédito. Además, cada vez que lo vuelvan a publicar, un nuevo grupo de personas verá tu logotipo o marca. Con ese tipo de preparación, tu infografía puede hacer maravillas tanto dentro como fuera de tu sitio web.

El contenido de vídeo puede ir a YouTube, Vimeo y más

A menos que tengas un códec hecho a medida para tu propio negocio, probablemente tendrás que subir tus vídeos a un servicio de alojamiento para publicarlos. Esos servicios pueden ser YouTube, Wistia, Vimeo y cualquier otra opción.

YouTube es probablemente tu mejor opción, especialmente si eres nuevo en la producción de vídeo. Es gratis, es popular, y te dan el código HTML que necesitas para incluir un vídeo en tu sitio web.

YouTube también es estupendo para los nuevos usuarios. Te guían en tu primera subida e incluso ofrecen consejos sobre cómo optimizar tu vídeo para obtener resultados de búsqueda y visualizaciones.

Lo mejor de todo es que Google es el propietario de YouTube. Eso significa que tu vídeo de YouTube puede aparecer en los resultados de búsqueda orgánica para tener un potencial aún mayor.

Con una fuerte presencia en YouTube, puedes destacar lo mejor de tu empresa a la vez que atraes a nuevos clientes. Pero espera, aún no has terminado. Para liberar realmente el potencial de tu contenido, tienes que ponerlo en las manos adecuadas.

Alcance

La difusión es la práctica de enviar tu contenido por correo electrónico a personas que probablemente estén interesadas en él. El objetivo de la difusión es conseguir que el destinatario enlace tu contenido, lo publique en sus redes sociales o promocione tu marca.

La difusión es a partes iguales un arte y una ciencia. Es un arte porque requiere creatividad y un acto de fe para empezar a promocionar nuevos contenidos. Es una ciencia porque puedes hacer un seguimiento de tus resultados para perfeccionar cada correo electrónico y conseguir el mayor número de enlaces o de comparticiones en las redes sociales.

Teniendo esto en cuenta, el proceso de una campaña de difusión suele seguir este patrón:

  • Determinar los criterios de los objetivos
  • Encontrar objetivos
  • Redactar los correos electrónicos
  • Envío de correos electrónicos
  • Seguimiento de los resultados

Determinar los criterios de los objetivos es el primer paso. Aquí es donde piensas en las personas que podrían estar interesadas en saber de ti. Por ejemplo, si has creado una infografía sobre redes sociales, un bloguero que hable de redes sociales sería un objetivo natural.

A continuación, tienes que encontrar objetivos. Esto significa buscar en Google con palabras clave relacionadas con el tema de tu contenido. Eso revelará contenido similar al tuyo y el autor que lo escribió. Anota el nombre del autor y busca su dirección de correo electrónico para poder ponerte en contacto con él.

Normalmente, un autor tendrá una dirección de correo electrónico en algún lugar de su publicación. También puede que aparezca en su cuenta de Twitter, en su perfil de Google+ o en algún otro sitio.

También puedes utilizar el complemento de navegador Rapportive para encontrar usuarios basándote en las direcciones de correo electrónico que utilizan para sus cuentas de LinkedIn.

Una vez que tengas tu lista de objetivos, es hora de empezar a redactar los correos electrónicos. Haz que tus mensajes sean breves y dulces, y utiliza líneas de asunto llamativas. Incluye siempre un enlace al contenido que quieres promocionar.

Cuanto más fácil hagas que alguien vea tu contenido, más probable será que lo promocione. Ahora que ya tienes redactado tu correo electrónico, es hora de enviarlo.

Pero ten cuidado, estás enviando correos electrónicos no solicitados. Envía sólo uno por persona, y haz un seguimiento sólo si no has tenido noticias de alguien durante una o dos semanas.

Después, no les envíes correos con el mismo contenido. Te considerarán spam y, en algunos casos, eso puede hacer que pongan todo tu dominio en la lista negra.

Si eres cuidadoso y considerado, no te encontrarás con ese problema. Envía sólo correos electrónicos que te gustaría recibir a ti. Por último, es hora de hacer un seguimiento de los resultados. Evalúa el éxito que has tenido con determinados mensajes o líneas de asunto. Haz cambios donde sea necesario y comprueba cómo afectan a tu siguiente lote de difusión.

Es difícil dar con una fórmula específica que funcione por sí sola. Constantemente envías correos electrónicos a nuevas personas con nuevos contenidos, por lo que la incoherencia hace que sea difícil encontrar elementos que garanticen el funcionamiento.

Aun así, es probable que puedas encontrar algunos patrones de éxito si haces un seguimiento de suficientes correos electrónicos. La forma más sencilla de hacer un seguimiento de los correos electrónicos es con una hoja de cálculo. Registra los destinatarios e incluye un borrador de tu mensaje cada vez que promociones nuevos contenidos.

Te facilitará mucho las cosas cuando quieras dar con una fórmula de difusión que funcione. Una vez hecho el alcance, es hora del último paso para crear contenido ultralargo.

Promoción in situ

La promoción in situ es la práctica de enlazar a tu contenido desde otras páginas de tu sitio. Muchas empresas no creen que esto sea gran cosa. Al fin y al cabo, ya has planificado, creado y promocionado tu contenido, ¿qué más tienes que hacer?

Pero añadir enlaces in situ a tu contenido facilita que Google lo encuentre. Este paso esencial en SEO es crucial para ganar posiciones orgánicas. Google utiliza los enlaces como puentes cuando lee tu sitio web. Si tienes un enlace (o “puente”) de una página a otra, Google irá a leer también esa página.

Pero si no tienes ningún enlace a tu nuevo contenido desde otras páginas de tu sitio, Google no sabrá encontrarlo. A pesar de lo poderoso que es Google como motor de búsqueda, todavía tienes que hacer un esfuerzo para alimentar con tu sitio web a los algoritmos de Google.

Facilita el trabajo de Google y ayuda a que tu sitio se posicione más rápidamente. Después de que Google salte a tu nuevo contenido, tardará un tiempo en empezar a clasificarse en los resultados de búsqueda orgánica.

Si no quieres esperar, puedes conseguir que tu contenido se indexe lo antes posible con algunos trucos rápidos. Los sitemaps, las páginas de categorías y los silos de contenido son formas estupendas de enlazar a los nuevos contenidos. Sólo te llevará unas horas crearlos en todo tu sitio web, y son excelentes adiciones a tu estrategia de marketing de contenidos.

¿Necesitas ayuda para elegir una estrategia de pujas?

En Skyward SEO empleamos a algunos de los mejores especialistas en contenidos del sector. Nuestros expertos escriben textos, diseñan infografías, graban vídeos y mucho más.

Si quieres obtener los beneficios de un contenido ultralargo sin el tedio de organizarlo todo, estamos aquí para ayudarte. Hemos hecho maravillas con nuestros clientes añadiendo contenido excelente a su sitio web. Y ahora haremos lo mismo por ti.

¿Quieres empezar ahora? Puedes reservar una videollamada con nuestro equipo para ayudarte a diseñar una campaña que te ayude a generar más ingresos.

Más artículos sobre marketing de contenidos:

  • Inbound marketing y marketing de contenidos

    ¿No sabes qué es el marketing de contenidos? ¿Qué pasa con el inbound marketing? ¿Cuál de estas estrategias necesitas para tu sitio web o negocio? ¿Puedes utilizar una, o deberías usar ambas? El marketing de atracción o …
  • Elegir la mejor agencia de marketing de contenidos

    Si alguna vez has oído a alguien decir que el contenido es el rey, no está mintiendo. La creación de contenidos es una de las mejores formas de atraer clientes potenciales a tu sitio web. Aunque este método es estupendo …
  • Aumenta tus ventas con el marketing de contenidos

    Cuando se trata de marketing, los empresarios de hoy tienen más opciones que nunca. Hay cientos de tácticas, estrategias y canales diferentes que probar, y muchos de ellos han demostrado tener un éxito enorme. Pero de todas …
  • Marketing de contenidos vs redes sociales

    Hoy en día, la mayoría de las campañas de marketing en Internet presentan diferentes estrategias que se integran en un programa global y cohesionado. Y aunque muchas disciplinas del marketing digital encajan bien, sigue …
  • Página web o blog, qué es mejor para tu empresa

    Si diriges un negocio físico que aún no tiene presencia en Internet o estás pensando en crear una nueva empresa, lo más probable es que sepas lo importante que es que te encuentren online. Los consumidores y las empresas …
  • Ventajas marketing de contenidos para tu negocio

    Desde vídeos a artículos completos, el contenido está disponible universalmente en Internet. Por ello, los beneficios del marketing de contenidos para tu empresa son muchos. En este artículo, hablaremos del valor del …